Entrevistas

Diego La Hoz: “Nuestro deber es ayudar a la nueva generación de gestores teatrales” [ENTREVISTA]

Diego La Hoz es dramaturgo, director de teatro y fundador del grupo teatral “Espacio Libre”, pero catalogarlo en solo estos tres aspectos es muy poco. Es uno de los directores que no solo se centran en Lima, sino que también trabaja en el interior del país, para que, como él dice, “cada uno encuentre su esencia”. Diego nos recibe con una enorme sonrisa, vestido con unos jeans y camisa. Acaba de estrenar “El país de la canela”, y al ver la cámara nos dice que está un poco desaliñado y se peina un poco, lo que él no sabe es que su propio carisma hace que se vea bien de todas formas.

ENTREVISTA Alejandra Guevara

FOTOGRAFÍA Jean Alemán

¿Qué es lo que se necesita para ser director de teatro?

Ser terco, observador y aprender a trabajar en equipo. Ser empáticos para generar un espacio cómodo de trabajo para que se gesten todos los trabajos. Yo soy un director colaborativo que le interesa que el actor se sienta cómodo haciendo su propio viaje. Eso es lo que yo intento contagiar en mis procesos creativos, todos somos un equipo. El director tiene que salirse de su silla de director y ponerse del lado del espectador, bajar de vez en cuando al lado del actor y estar en todas partes.

¿Cómo así nació Espacio Libre?

Espacio Libre nace bajo las premisas “Teatro propio”, “Teatro peruano”, “Teatro para nuevos creadores” con un público cercano. Nace como un grupo de amigos que aman el teatro. Lo que quisimos fue defender nuestra autonomía creativa y juntarnos para estudiar y descubrir nuestra propia identidad.

Este año Espacio Libre cumple 18 años, ¿qué proyectos tienen para esta fecha?

¡Claro! Nosotros lo llamamos nuestro año del DNI (risas). Este año estamos comenzando con “El país de la canela” que está en el ICPNA de Miraflores, y nuestro primer proyecto de casa “Discreto comedor de humo”, que está en nuestra casa de Barranco que es un espacio muy íntimo para 20 personas. Luego de eso, estamos con “Un sol cincuenta” que es un espectáculo que estamos retomando. De ahí entramos al Festival de Teatro Latino de Los Angeles (FITLA) para participar con nuestra obra “Rapsodia”. De ahí viene el Festival por la Diversidad en junio. En julio que es nuestro mes de celebración sin duda va a ser donde vamos a reunir parte de nuestros trabajos.

Diego la Hoz / Café Society©

El país de la canela se trata de la memoria, uno no debe olvidar lo que ha pasado para no llegar a extremos. ¿Tú crees que concientizar es una de las funciones principales del teatro?

No creo que sea concientizar, ni adoctrinar sino preguntar. Que el espectador se pregunte. Para mí el teatro es diálogo. No me interesa mucho contar historias sino dialogar con la historia. En esta obra lo que intento es quebrar la historia, a mí me interesa que podamos dialogar con nuestras figuras de poder y construir juntos una nueva memoria porque creo que lo que hace falta es reflexionar sobre la memoria. Acordarnos que todos tenemos responsabilidad política y ética, la memoria es responsabilidad de todos.

¿Qué impresión te deja la cartelera “oficial” de teatro?

En realidad un 80% del teatro es independiente ya que todavía no hay apoyo del gobierno. Hay un teatro que más que oficial, se está llevando como si fuera un producto de consumo.

Como si no viera al espectador como lo que es sino como cliente…

Exactamente, a mí me interesa el espectador como alguien que convive conmigo. Me interesa que pueda tener una experiencia positiva, que no se sienta excluido porque la entrada es inalcanzable. Mi crítica va hacia eso, que las obra estén más tiempo en cartelera y que cuesten un poco menos.

Se vuelve muy elitista…

Entonces el teatro se vuelve más elitista y en medida que vamos avanzando, seguimos trabajando en relación a castas teatrales. El teatro no debería excluir sino proponer un tejido que interactúe. Dejar de ser islas para convertirnos en archipiélagos.

Diego la Hoz / Café Society©

¿Tú crees que el teatro esté evolucionando en el país?

Se están dando experiencias importantes en todo el Perú y en la media que Lima se mueva, va a generar un contagio. Siento que hay una generación nueva que no sabe muy bien como hacer ciertas cosas pero se están lanzando a hacerlas y creo que eso es importante. Lo que nos toca a nosotros, que tenemos más experiencia, es acercarnos a ellos y ayudarlos, darles algunos alcances para que puedan mejorar en el camino. Es nuestro deber. A los nuevos gestores teatrales. Esa evolución solo se va a dar si nos encontramos y tenemos una convivencia, porque el teatro no necesita un monopolio.

¿Qué es lo que se necesita para descentralizar al teatro?

El teatro ha crecido en Lima pero de manera desordenada. Se ha consolidado el teatro como empresa lo cual ha generado que podamos traer obras extranjeras y eso está bien porque hay público para ese teatro. Creo que descentralizar el teatro es un trabajo que se tiene que hacer desde el interior del país y no de Lima. El interior tiene que empezar a vibrar, por eso una gran parte de nuestro trabajo en “Espacio Libre” es ir hacia estos lugares, compartir nuestro trabajo y proponerles que hablen de lo que les sucede, que cuenten su propia historia. Cada pueblo necesita encontrar su esencia en el teatro y no deben esperar que la solución llegue de Lima sino que debe venir de ellos mismos.

EL DATO: Diego La Hoz se encuentra dirigiendo la obra “El país de la canela” (escrita por Alonso La Hoz) obra crítica y provocadora tanto en su discurso como en su forma. Cuestiona la memoria como mecanismo para recuperar la identidad de un país como el nuestro.

Sobre la obra

  • Temporada: del 9 de febrero al 12 de marzo.
  • Funciones: de jueves a domingo.
  • Hora: 20:00.
  • Entradas: en la boletería del teatro.
  • Lugar: ICPNA Miraflores (Av. Angamos Oeste 120 – Miraflores).

Diego la Hoz / Café Society©

DE TU INTERÉS

Osvaldo Cattone: “Si soy capaz de llenar un teatro como ahora, ¿por qué me voy a retirar?” [ENTREVISTA]

Andrés Wiese: “He hecho teatro para un público que en cantidad era menor que el elenco” [ENTREVISTA]

Eduardo Adrianzén: “La religión metida en política es la peor desgracia del planeta” [ENTREVISTA]

Joaquín Escobar: “En Lima hay pocos espectadores para tantas propuestas de teatro” [ENTREVISTA]

 

Lo más leído

Subir