Giovanni Ciccia tiene cuarenta y cinco años y es actor, productor y presentador de televisión. Junto a David Carrillo fundó la productora de teatro Plan 9 que trabajó durante cerca de quince años de manera ininterrumpida y ahora se prepara para estrenar el largometraje “Django: Sangre de mi sangre”. En paralelo alista el nuevo disco de su banda “Chabelos” y continúa frente al espacio de televisión ” Estamos en la calle” por Plus TV. Sin duda, es un artista multifacético, pero también una persona sincera al momento de conversar.

ENTREVISTA Carlos Rosas

FOTOS Renzo Villacorta Mier y Teran

¿Cómo nace Plan9?

Plan 9 fue una necesidad. David Carrillo y yo queríamos producir algunas obras que a nadie le interesaba producir. La primera que queríamos hacer era “El show del terror de Rocky”, que era un musical, una obra rara y nadie quería invertir en ella. Entonces, nos enteramos que teníamos que tener una empresa para ello, una razón social para pedir auspicios; sin embargo, como no la teníamos, le pedimos ayuda a la productora que tenían Salvador del Solar, Norma Martínez, entre otros. Nos prestaron los papeles, las facturas y todo, y como nos fue bien en esa obra, decidimos formalizarnos: Buscamos un nombre, una minuta, un abogado e hicimos Plan 9.

¿En qué año fue?

A finales del 2002.

Casi catorce años ininterrumpidos.

Bueno, exactamente sí. Plan9 empezó como un proyecto itinerante de teatro porque iniciamos con tres obras en el Teatro Julieta; luego, tres obras en el Centro Cultural de la PUCP; después, una en el Teatro Británico y así. Éramos una productora que hacía una o dos obras al año como máximo, aunque lo usual era hacer solo una. Íbamos de teatro en teatro y al sexto año más o menos nos proponen equipar el Teatro de la Biblioteca Nacional que era un auditorio en ese momento.

El Teatro Mario Vargas Llosa

Claro, pero no tenía nombre en ese momento. Entonces, con Hugo Neira y Carlos Reyes de la Fundación BBVA lo bautizamos como Teatro Mario Vargas Llosa.

Fuiste parte de…

Plan9 fue parte junto al Banco Continental y Hugo Neira, quien era el director en ese momento. Le pusieron nombre al teatro, trajeron a Mario Vargas Llosa y empezamos a hacer teatro ininterrumpidamente porque queríamos hacer un teatro de programación.

Plan9 desde el 2008 se asentó en ese teatro.

Teatro en ese momento, ahora ha vuelto a ser un auditorio: ya no hay tanto teatro como antes. Estuvimos allí hasta el 2010 e hicimos bastante teatro peruano y latinoamericano y ya eran alrededor de seis obras al año. Era mucha demanda, pero como hubo cambio de gobierno y por ende, de director, cambiaron su política y nos dijeron adiós. Se fue Hugo Neira y se jodió todo. Hoy, básicamente, lo que se hace allí es alquilar el espacio, no tiene una administración real, es decir, una productora a cargo del teatro.

Giovanni Ciccia / Café Society©

¿Debería haber una?

¡Por supuesto!, es lo que hace el Teatro Británico, el Centro Cultural de la Católica, el Centro Cultural de la Pacífico, el Gran Teatro Nacional, es lo que está pasando en nuestra ciudad: el teatro está sobreviviendo con los teatros subvencionados oficiales. Creo que sí es importante que una empresa maneje y haga la programación.

¿En algún momento hubo un “boom teatral” en Lima?

No hablo mucho de eso porque siempre he visto la situación del teatro igual. No hay mucha gente interesada en auspiciar teatro, es un medio muy pequeño. No va mucha gente al teatro a menos que sea un gran evento. Es más factible que una empresa auspicie un espacio que una obra. Después de estar en la Biblioteca Nacional nos fuimos al Teatro Larco y ahora hemos vuelto al inicio: seremos una productora que tal vez haga una obra al año.

O sea, Plan9 sigue existiendo solo que ya no en el Teatro Larco

Claro, como siempre.

¿Cuál es un presupuesto promedio para realizar una obra de calidad?

No te puedo decir eso porque sé que se han hecho obras de un millón de dólares en nuestra ciudad y yo he hecho obras con treinta mil soles también. Una de las primeras obras de Plan9 la hicimos con tres mil dólares.

“El Festival de Artes Escénicas de Lima era bonito, pero también terrible porque los teatros se quedaban vacíos”.

Sobre la cancelación del Festival de Artes Escénicas de Lima por la gestión edil actual, ¿qué sensación tienes?

Es que es bien jodido, pues, ya que cuando había festival todos los teatros estaban vacíos. No hay suficiente público en la ciudad. El festival, por un lado, era bonito, pero por otro, era terrible porque nuestro teatro se quedaba vacío. El público teatral limeño es mínimo, el público que va esporádicamente es un montón.

No obstante, ¿consideras necesario que haya apoyo a este rubro por alguna entidad de Estado?

Seguramente que es necesario, pero hay prioridades. Preferiría primero que todos los peruanos tengan trabajo y no haya pobreza en mi país antes que estar luchando porque el Estado apoye el teatro. Igual, nuestros elencos nacionales sí reciben algún apoyo. La cultura no es solamente teatro y probablemente la expresión cultural menos atractiva para el público sea ese. La gente va mucho al cine ahora, así como a los conciertos.

Giovanni Ciccia / Café Society©

Y el cine es a diario, además.

Lo que sucede es que el cine es un gran espectáculo y puedes comer canchita y poner los pies sobre el asiento. En el teatro tienes que estar callado porque el actor se molesta. Es otra experiencia. El teatro, creo, todavía asusta un poco a la gente. El estigma de lo cultural es una tara, nos ha jodido a todos en algún momento. No sé cuándo lo cultural se volvió tan lejano, inalcanzable y serio.

¿Qué proyectos tienes actualmente?

Estoy produciendo la secuela de una película que realicé en el año 2003 que se llama “Django: La otra cara”. Ahora estoy haciendo “Django: Sangre de mi sangre” que es la continuación. Se estrena en octubre y trata sobre lo que sucede quince años después con Django y su familia.

En la música.

El nuevo disco de “Chabelos” que será una sorpresa. Tenemos unos quince temas y lo está produciendo Diego Dibós. Y continúo con “Estamos en la calle” por Plus TV.

Por otro lado y cambiando de tema, hoy se ha vuelto polémico el nuevo Currículo Básico Escolar y hay quienes afirman que esta promueve la ideología de género, ¿qué opinión tienes al respecto?

No es lo único, es un tema muy delicado. Científicamente hay algunas cosas que se pueden comprobar: lo que existe y lo que es verdad. Ahora, si se va a atacar toda el currículo por grupos homofóbicos y conservadores, es una tontería.

Entonces estás a favor de esta.

Estoy sorprendido porque hay gente que utiliza frases como “no te metas con mis hijos” y yo les digo que no se metan con los míos. Que dejen que mis hijos piensen libres, con la mentalidad abierta. Que no pretendan privarlos del conocimiento porque decir una tremenda estupidez como “solo existe hombre y mujer” o “Dios creó a Adán y Eva” hace parecer que estuviéramos en la época del oscurantismo católico. El problema de la humanidad es la religión. Nos ha jodido todo, nos ha llenado de miedos y de preceptos, nos ha cuadriculado.

¿Eres agnóstico?

No, soy ateo. De todas maneras. Quería creer en Dios, pero es tan difícil explicarle a la gente porque les hablas de él y se van de frente a Jesús, entre otros temas, como si no hubiera otra posibilidad.

Muchas gracias, Giovanni.

Gracias a ti.

Giovanni Ciccia / Cafe Society©

DE TU INTERÉS

DAVID CARRILLO: “CREO EN EL AMOR PARA SIEMPRE, SI SIEMPRE REPRESENTA EL DÍA A DÍA” [ENTREVISTA]

Carlos Cano: “El cáncer es algo normal y la gente no debería asustarse porque la vida es muy curiosa” [ENTREVISTA]