Entrevistas

Joaquín Escobar: “En Lima hay pocos espectadores para tantas propuestas de teatro” [ENTREVISTA]

Joaquín Escobar es un artista multifacético. Es muy conocido por su rol en la serie “Al Fondo Hay Sitio”, sin embargo, su papel no muestra ni el 50% de su talento, ya que no solo nos sorprende en el estrado, sino que también detrás de él, dirigiendo la obra. Con su metro sesenta y tres de estatura, es de los artistas que se retan a sí mismos a nunca quedarse encasillados, sino a ir por más.

ENTREVISTA Alejandra Guevara

FOTOS Miguel Paredes

¿Cómo así nació tu amor por el arte?

Cuando era muy chico. Mi hermana que me lleva 7 años bailaba ballet, además en mi casa la empleada veía bastantes novelas. A mí me gustaba lo que causaba la televisión en ella ya que hacía todo rápido para poder ver y vivir su novela. Además de pequeño me gustaba contar chistes, causar sensaciones en la gente.

Cuándo tenías…

Me di cuenta que me gustaba la actuación a los 4 años, en el nido, en donde cada bimestre había un taller distinto y ahí me di cuenta que los 40 minutos que más disfrutaba en toda mi semana era en el taller de teatro. La profesora se impresionó porque no solo me sabía mi personaje sino el de todos mis compañeros. Una vez mi profesora citó a mis padres, ya que ella se ausentó una clase y nos pusieron a dibujar, pero yo agarré la radio, moví las sillas y mesas, justo pasaba la directora del nido y se ganó con el momento en el que les decía a mis compañeros “muy bien, la profesora de teatro no ha venido el día de hoy, pero eso no significa que nosotros no vamos a ensayar, todos a su sitio”. Así fue como a mis cuatro años, empecé a dirigir a mis compañeros para ensayar, y la verdad es que me sentía muy bien.

Joaquín Escobar / Café Society©

¿Dónde estudiaste actuación?

He llevado muchos talleres de verano, muy pocos me acomodaron. El único que se acomodó en su momento para lo que yo quería era “D’ Art”, una escuela de teatro musical dirigida por Henry Gurmendi, quien fue la primera persona que me dio la primera oportunidad de teatro a los 8 años. De ahí he estudiado con Bruno Odar, en la “Asociación Cultural Diez Talentos”. En realidad todo ha sido de talleres, cursos e ir absorbiendo la mayoría de cosas que pueda en la cancha.

A dos meses de haber terminado “Al Fondo Hay Sitio”, ¿cómo te sientes después de haber participado en esta serie por tantos años?

Antes de entrar a la serie ya había estado en el fenómeno anterior que era “Así es la vida” y en “Mil Oficios” entonces ya sabía cómo impactaban estas series en la audiencia, entonces iba a ser como lo que ya había vivido pero a una mayor intensidad. Con respecto al final, todos habíamos conversado “El día que la serie termine” pero siempre venía un año más. Cuando te dicen que la serie ya termina y notas que ya no habrá otra reunión en febrero para la siguiente temporada ahí te das cuenta que ya se acabó totalmente. Por un lado es bueno que se haya dado así ya que nos hemos ido por lo alto acompañados del cariño de la gente. Para mí es una oportunidad de refrescarme y despejarme de Jhonny, en realidad yo lo tengo despejadísimo pero quizás la gente no y piensan que es el único trabajo que he hecho, cuando en realidad llevo 12 años en esto.

 Si tuvieras que elegir entre cine, teatro o televisión, ¿cuál escoges?

Teatro. Me encantan los tres y creo que hacer televisión es para valientes, por el ritmo constante que absorbe mucho de tu día, ahí las cosas son más inmediatas así que tienes que acelerar más los procesos porque en el teatro puede tener cada uno su tiempo.

 De todos los proyectos que has realizado hasta ahora, ¿cuál crees que ha sido el más laborioso para ti?

En realidad creo que cada proyecto tiene lo suyo, es decir, cada uno te exige a su medida. De repente uno puede terminar el montaje de una temporada y sentir que de ello ha aprendido muchísimas cosas, pero también me ha pasado que no me he dado cuenta de qué he aprendido pero a los meses lo he notado.

¿La estatura es un impedimento para escoger papeles?

Sí, muchas veces se va a elegir dependiendo de las características físicas que tiene el personaje. Sin embargo, es bueno cuando no te encasillan. Yo no quiero hacer solo personajes de chatos y flacos, no es lo que a mí me interesa, sino hacer de todo lo que pueda.

 Has dirigido una obra el año pasado, ¿qué tal fue la experiencia?

“Renzo y el reino de queso” ha sido mi primera experiencia como director y dramaturgo. La idea no partió de mí sino de “Diente de León” que es la productora de un amigo. Tenían dos textos y me dieron a elegir para trabajar uno de ellos e hice unas tres o cuatro versiones. Disfruté mucho el proceso y un poco de lo que pasaba en mi cabeza era que sí la pasaba bien en ese proyecto y me iba bien, porque hay que lograr un equilibrio entre lo que a uno le gusta y cómo lo toman los demás, escuchar los comentarios y lo pasé increíble.

 ¿Quisieras dedicarte a ser director de teatro?

Sí, por el momento no tengo ningún texto escrito pero me encantaría llevar una carrera en la que pueda desarrollarme como director, actor y dramaturgo. En la medida en la que yo me sienta cómodo porque el día que esto me deje de gustar, me dedicaré a hacer otra cosa. No tengo miedo de mirar a otro camino.

Joaquín Escobar / Café Society©

Actualmente, ¿te encuentras realizando algún otro proyecto?

Por ahora me lo estoy tomando un poco más tranquilo ya que en los últimos meses del año pasado estuve muy recargado con cosas que tenía que hacer: en clases, en La Plaza, en una obra en Sala de Parto, estaba actuando en algunos cortometrajes y estaba en los últimos capítulos de la serie, todo eso lo dividía en los siete días a la semana. Si bien uno trata de cumplir con todos los deberes y disfrutarlo, el cuerpo te pasa factura. Me empecé a asustar cuando una vez mientras manejaba mi moto, empecé a sentir que el aire me caía en la mitad de la cara y en la otra ya no sentía nada. Tenía cansancio mental por lo cual necesitaba despejarme un poco.

¿Cuáles son tus metas a futuro?

Quiero estar ahorita en cosas que sienta que yo necesite en este momento. Es decir, ahorita tengo la oportunidad de ser asistente de dirección de “Recuerdos con el señor Cárdenas” que estará en la última temporada del año en el Centro Cultural de la Universidad de Lima, dirigida por Patricia Romero y calza perfecto para lo que viene a ser mi año. Lo que sí estoy seguro es que quiero personajes distintos.

¿Sigues siendo partícipe del proyecto “Donar sangre, salva vidas”?

No con la campaña pero donando sangre sí. Hace unas semanas doné sangre y como uno puede donar cada tres meses, estoy esperando esos tres meses para volver a donar. La gente en este país no muere por el accidente o en la enfermedad, sino porque no hay sangre. A nosotros no nos cuesta nada y creo que está mal enfocado el tema de donar ya que no es ningún favor, uno no puede negociar con la vida.

¿Crees que el teatro esté creciendo en el país? ¿Qué crees que se necesite para que tenga una mayor acogida?

El teatro ha venido creciendo, muchas empresas tienen más financiamiento para realizar sus obras de teatro y hay más variedad. Ha crecido el nivel de público pero todavía no estamos en el número adecuado para que se repartan en las salas. Si antes teníamos cinco propuestas de teatro y había 10 espectadores, se repartían ahí. Hay pocos espectadores para tantas propuestas de teatro. Ahora hay unos 20 espectadores pero 40 propuestas de teatro.

Falta promoverlo…

Falta cultura y compromiso de parte de las instituciones educativas para que los chicos tengan cultura.  A mí me parece que es una finta de “vamos a hacer que nos importa la cultura”. Hay muchos de los colegios que les hacen ir una vez, pero debería pasar lo mismo que con el cine, que uno ve el trailer y le dan ganas de ver la película, también que te emocione ver una entrevista de un elenco y ya quieras comprar tu entrada en preventa para ir a verla.

Joaquín Escobar / Café Society©

 

DE TU INTERÉS

Alejandro y María Laura: “Debería haber al menos un 20% de música peruana en las radios” [ENTREVISTA]

Giovanni Ciccia: “A quienes dicen #ConMisHijosNoTeMetas les digo que no se metan con los míos, que los dejen pensar libres” [ENTREVISTA]

Lo más leído

Subir