Columnas

[OPINIÓN] “Manifiesto”, por Leonel Silva

“SURREALISMO: sustantivo, masculino. Automatismo psíquico puro por cuyo medio se intenta expresar, verbalmente, por escrito o de cualquier otro modo, el funcionamiento real del pensamiento, sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral.

ENCICLOPEDIA, Filosofía: el surrealismo se basa en la creencia en la realidad superior de ciertas formas de asociación desdeñadas hasta la aparición del mismo y en el libre ejercicio del pensamiento. Tiende a destruir todos los restantes mecanismos psíquicos, y a sustituirlos en la resolución de los principales problemas de la vida. (…)” (2002) BRETON, André: Manifiestos del Surrealismo. Madrid, Visor Libros.

Querido lector, este espacio se llamará Contraluz… pero antes de continuar con esta columna te contaré, el significado de su nombre.

Acerca de principios, normas y finalidades: Belleza, moralidad y sentido crítico.

Contraluz, nace de un espíritu cuestionador ante una realidad socio-cultural que se presenta carente de sentido, navegando a la deriva. La actividad que proponemos plantea cierta rebeldía e inconformismo pues no acepta que la decadencia y la sinrazón sean aquello que se debe aceptar como establecido y fundacional. Habiendo revisado la historia cultural del mundo y la especie humana, nos rebelamos ante la soberbia del conquistador, tanto como ante la pasividad del sometido.

Así, Contraluz, plantea como acuerdo consensuado, el orden que surge del diálogo, de la crítica y del debate. Formados por nuestra común historia sudamericana y andina que se desarrolla en las tierras del Perú, creemos hacer un aporte a la dinámica cultural y a la fundamentación de un discurso crítico, libre cuya militancia es con los valores altruistas de la libertad y la dignidad.

Esta publicación es una llamada de alerta que despierta a los que duermen entre la infinidad de estímulos audiovisuales, publicitarios, mediáticos que, cual caverna del mito platónico nos permite ver solo sombras y nos aleja, cada vez más por la costumbre de la contemplación de la auténtica verdad.

Con ese compromiso, Contraluz, quiere ser un espacio para la discusión artística, humanística y social; filosófica, en tanto aborde temas de estética, ética y axiología. Será interesante el proceso, en la medida que nuestras publicaciones obtengan respuestas de los lectores y así podamos, a manera de work in progress, definir cuál es la tendencia de nuestro público y así, poder proponer temas de discusión intelectual sin caer en contrasentidos ininteligibles y más bien ayudar a que aquellos privilegiados que estando alfabetizados, cuentan con una biblioteca e internet y sobre todo las ganas de aprender y discutir, elevando la propia espiritualidad, puedan constituirse en el futuro en personas nobles, buenos ciudadanos, trabajadores y científicos responsables, etc.

Por ahora, desde Contraluz, hacemos un saludo solidario a todos nuestros lectores, animándolos a participar con sus comentarios, críticas y aportes.

Leonel Silva.

Lo más leído

Subir