Entrevistas

Osvaldo Cattone: “Si soy capaz de llenar un teatro como ahora, ¿por qué me voy a retirar?” [ENTREVISTA]

Osvaldo Cattone tiene 84 años, es actor, director y productor de teatro. En 1971 llega al Perú gracias a la telenovela “Nino”, un boom que lo catapultó en el mundo del espectáculo. Al poco tiempo actúa junto a Regina Alcover en “Me llaman Gorrión”, pero Cattone es esencialmente un hombre de teatro y adquiere el Teatro Marsano, adonde llegó para hacer de este un lugar de goce teatral que perdurará a lo largo de los años. Con más de ciento veinte obras en nuestro país, Osvaldo, con buen humor y lleno de vida (¡pero qué tal humor y qué lleno de vida!), sigue realizando grandes obras en nuestro país. Hoy lo podemos ver en “El té de las cinco” en el mismísimo Marsano y próximamente en la obra “El Padre” dirigida por Juan Carlos Fisher. De nacionalidad argentina pero de costumbres peruanas, conversamos con un vigoroso y risueño hombre de teatro llamado Osvaldo Cattone.

ENTREVISTA Jean Alemán

FOTOS Miguel Paredes Haro

Osvaldo Cattone / Café Society©

Hace un mes estrenaste “El té de las cinco” en el Teatro Marsano.

“El té de las cinco” es una comedia brasilera que pude verla cuando fui de vacaciones a Río de Janeiro, me encantó la obra y más saber que el papel de la matriarca era un actor, pues me entero luego que la autora exige que el papel protagónico de la abuela lo haga un hombre, por el carácter pesado, especial, temperamental. Cuando volví dije ahora quién va a hacer el papel, pensé en Enrique Victoria, Carlos Gassols y luego me dice mi socio y mi productora “¿por qué no lo haces tú?” y yo nunca había hecho un papel de esa naturaleza.

Primer papel haciendo de mujer, qué tal reto.

Sí, me preguntaba “¿cómo lo encaro?”, no quería mariconear (risas). El grave error de los actores para hacen un papel femenino es de pronto convertirse en una Drag Queen, yo dije “no tiene que ser un personaje filtrado a través mío para ver si la gente se olvida de Cattone, que sigue la obra y ya luego del saludo final se acuerden de que soy yo”, aparte estoy rodeado de un elenco idóneo Claudia Dammert, Martha Figueroa, Sonia Oquendo, Marisol Aguirre, Mónica Torres, Gabriela Velásquez, Gina Yangali y Michiko Solis, gente con una gran solvencia.

Ayudó mucho estar rodeado de mujeres para poder lograr el papel de la matriarca.

Yo creo que un actor crece si está rodeado de gente de peso, creo que en el cine o en el teatro trabajar con un gran director, trabajar con un reparto adecuado, te da seguridad, yo cuando dialogo con Martha Figueroa o Sonia Oquendo me siento apoyado, seguro. Y fruto de ello es que la gente disfruta de la obra y ahora, por el día de los enamorados, martes 14, haré una función extra con precios populares, si la entrada cuesta ochenta, ese día estará cincuenta para el público en general.

Viajaste a Italia para ingresar a la Academia Nacional de Arte Dramatica Silvio D’Amico, siendo el primer actor sudamericano en egresar después de cumplir los cuatro años de estudios.

Bueno eso fue en el 60, yo tengo 84 años, ya puedo decir que soy un anciano, pero no me lo creo.

¿Cómo comienza la carrera artística de Osvaldo Cattone en nuestro país?

Yo participé en una novela que se llamó Nino en 1971 que dio la vuelta por toda América y el mundo, es más un amigo mío la vio en China. La novela me dio una popularidad continental, tanto así que un día que viajé a New York y la cajera de una tienda casi se muere al verme, mi personaje se llamaba Renato, era un abogado, me dieron el papel del antagonista y me fue muy bien. Al año siguiente de la telenovela que fue un boom, Panamericana me trajo a Lima contratado un año para hacer una telenovela con Regina Alcover que se llamó “Me llaman Gorrión”, pero yo que soy esencialmente un hombre de teatro, más que cinematográfico o televisivo, adquirí el Teatro Marsano que antes era un viejo cine, le cambié las butacas, lo pinté, remodelé todo.

Conociste a los dueños, mencionaste que Andrés Marsano te dijo una vez que tú habías llevado el nombre a toda América.

Sí, estaba almorzando en el restaurant Costa Verde y me saludó un señor que era el dueño del edificio y me dijo “gracias por hacer conocido mi nombre por toda América”. Yo le iba a poner teatro Vallejo pero no me dejaron, en ese entonces el Instituto nacional de Cultura, dirigido por Martha Hildebrandt, no me permitió poner el nombre de Vallejo que es una gloria nacional.

Osvaldo Cattone / Café Society©

Ya como director del Marsano en 1976 haces la primera obra que fue la inaugural que se llamó “Aleluya”.

El teatro Marsano lo inauguré con una comedia musical con Regina Alcover, ahí hicieron su debut Yvonne Frayssinet y Pilar Brescia, entre otros que ya no están, una versión prestada por así decirla de “La Novicia rebelde” porque en aquella época no se pagaba derecho de autor, no existía Apdayc y cuando comencé a viajar me di cuenta que de verdad al autor se le debe pagar por el derecho de autor.

¿Has pensado en el retiro?

No, el retiro va a ocurrir cuando no pueda más, cuando no tenga energías, pero estás frente a una persona que contesta, sana, vibrante, energética, todavía lúcida y cuando esa lucidez merme, pienso que sí, en algún momento la edad me va a vencer, no soy inmortal y es lógico que en algún momento mi capacidad creativa o energética merme, me sienta incapaz, ahí se dará el momento del retiro, pero mientras esté jodiendo, ¿por qué me voy a retirar? Ahora estoy en el papel de la matriarca esta anciana en silla de ruedas, todavía puedo, me pongo de pie, saludo a la gente, un éxito personal increíble que hace tiempo no tenía, estoy en mi mejor momento. Ahora con el papel que haré en la obra “El Padre” me va a ayudar a parecer mejor actor de lo que soy, el papel es tan bueno que aunque lo haga mal voy a estar bien, entonces voy a tener otro éxito. Me voy a retirar el día en que la gente no quiera venir. Debe retirarse una persona que no pueda producir pero si yo soy capaz de llenar un teatro como ahora, ¿para que me voy a retirar?

Dejas un rato el Marsano para participar en la obra “El Padre” de Juan Carlos Fisher.

Resulta que yo no quise salir del Marsano, ni hacer televisión, hice una vez un ciclo que fue muy exitoso que se llamó comiendo con Cattone, pero ya a mi edad, a los 84 años puedo decir que estoy ya casi al final de vida y te lo digo sin amarguras, es el ciclo de la vida, por eso me chupo la vida como un milagro, tengo buen humor, estoy bien. Hace un tiempo viene Fisher y me trae una obra y me dice léela, llegué a mi casa, lo leí y me pareció una obra interesante, se llama “El Padre” obra francesa de Florian Zeller, conmovedora, impresionante sobre el alzhéimer o mejor dicho el alzhéimer visto a través del enfermo, cómo el enfermo inconscientemente no quiere darse cuenta que está enfermo. La obra será en el Teatro La Plaza, son de esas obras que si lo hiciera en el Marsano tal vez nadie venga a verla, porque el Marsano tiene un público que viene a entretenerse, a pasarla bien y no a pensar tanto, en cambio el Teatro La Plaza tiene un público más intelectual, más estudiantil. Empezamos a ensayar ahora en abril y debuto en junio.

¿Crees que el teatro en nuestro país ha mejorado en cuanto a puestas en escena, más participación de obras en el extranjero y difusión de las mismas?

Yo creo que la cantidad de público ha mermado para todos, a pesar de que hay éxitos aislados como puede ser “Toc-Toc” o puede ser “Mamma Mía”, la gente está yendo menos al teatro porque hay más distracción, como Netflix, el Internet, entre otros ha hecho que la gente se aleje de la cultura, por ejemplo hace poco la librería Crisol se ha declarado en quiebra, la gente no lee.  Ahora acabo de leer un titular interesante sobre (Pedro Pablo) Kuczynski que fue ministro de economía en la época de Toledo como no va a saber los acuerdos y los tratados que se hacen, por eso se están retrasando y están poniendo presos a huachimanes en vez de poner preso a peces gordos. Ahora vamos a ver cómo sale Toledo de todo.

Osvaldo Cattone / Café Society©

Qué puedes decirme sobre la actual gestión municipal, la que al parecer se ha convertido en verdugo de las obras y manifestaciones culturales.

Yo creo que no le interesa. A Castañeda no le interesa la protección de la cultura en todos sus niveles. No solo el teatro, sino el cine, la televisión. Canal 7 está completamente encéfalo, abandonado, ahora hay tres teatros emblemáticos en el Perú como el Nacional, el Municipal y el Segura y nunca he visto a un alcalde, a un presidente o a un vicepresidente ahí, esto no es Londres, no es Alemania donde de pronto va la Reina al teatro.

Has hecho infinidad de obras, de todas, ¿cuál es la que más recuerdas, la que más te gustó dirigir, actuar o producir?

Yo creo que todas por algún motivo se hicieron, algunas me gustan más que otras, algunas que me salieron mejor más que otras, ya sea como actor o como director, pero sí recuerdo algunas “Relaciones Peligrosas”, “El hombre de mancha”, “El candidato de Dios”, “Algo en Común”, casualmente hace dos días buscando en un archivo que tengo en VHS encontré la puesta “Algo en Común” un trabajo muy interesante.

¿En algún momento has pensado hacer un libro autobiográfico?

No, yo soy un pecador y si sacara un libro autobiográfico creo que caería mucha gente (risas), no tengo derecho a meterme con nadie que ya han pasado muchos años.

Dato:

“El Té de las 5” va desde el 12 de enero de miércoles a domingo a las 8:00 p.m., y los domingos a las 7:00 p.m, en el Teatro Marsano (Calle General Suárez 409 – Miraflores).

Entrada general 80 soles. Venta de entradas en Teleticket y en la boletería del teatro. Miércoles dos por uno y domingo popular.

OJO: POR ESTE 14 DE FEBRERO LA ENTRADA ESTARÁ A UN GRAN PRECIO: S/ 50, POR EL DÍA DE LA AMISTAD.

Osvaldo Cattone / Café Society©

DE TU INTERÉS

Andrés Wiese: “He hecho teatro para un público que en cantidad era menor que el elenco” [ENTREVISTA]

Joaquín Escobar: “En Lima hay pocos espectadores para tantas propuestas de teatro” [ENTREVISTA]

Eduardo Adrianzén: “La religión metida en política es la peor desgracia del planeta” [ENTREVISTA]

Giovanni Ciccia: “A quienes dicen #ConMisHijosNoTeMetas les digo que no se metan con los míos, que los dejen pensar libres” [ENTREVISTA]

Lo más leído

To Top