Columnas

[OPINIÓN] “Pesadilla”, por Federico Abrill

Tengo una pesadilla. Escribo una obra de teatro. La obra es linda. Tiene todo lo que debería tener una obra. Estructura. Diálogos ingeniosos. Símbolos. Una obra bien hecha. La entrego a un director. Un huracán viene y me lleva por unas islas alrededor de la ciudad y los horarios de ensayo se programan en medio de la madrugada. Y yo, varado.

Cuando logro nadar hacia la orilla, llego al teatro. La sala espera ansiosa mi obra. Y veo una obra distinta. No la misma. Con otras cosas. Con cosas que se caen. Cosas que no están en su lugar. Yo no escribí eso. Nunca escribí eso. El público aplaude. Obviamente un aplauso socialmente obligado. Y yo me tengo que parar y decir: “Esto es lo que me salió del corazón.”

Me levanto de la cama. Voy a mi ensayo. Veo la pasada de la obra. La obra se cae a pedazos, se cambian textos todo el tiempo y lo que se ha creado. Mi pesadilla se ha hecho realidad. Lloro desconsoladamente. Vuelvo. Debo decir la verdad. Esto se está cayendo a pedazos. Hay que sostenerlo. Hay que reforzarla. Manos a la obra. Se rearma. Yo resolviendo, el equipo técnico sosteniendo, el director cuidando el espacio, los actores recibiendo cambios a último momento porque la obra estaba haciéndose migas en sus manos. Hemos curado la obra. Estrenamos. Aplausos. Respiramos aliviados.

Voy al teatro. Veo mi pesadilla hecha realidad. No soy yo ahora. Es otro. La obra hecha añicos. Un crimen en escena. Voy a mi otra obra. La veo de lejos. Se cae por momentos. La voy a sostener. Una y otra vez. Todo lo que pueda. Por el equipo detrás. Por los actores que la levantan. Por el sueño de crear desde el amor. Como dice Paloma Reyes de Sá. Mi maestra clown y gurú de la creación.

Voy a mi ensayo. No me aprendí bien mi propio texto. Porque lo creamos entre Paloma y yo. Destruyo mi propio texto. Me volví mi propia pesadilla. Es normal. Para eso está Paloma, quien me mira con amor afuera. Me dice “¿Por qué cambias cosas? No cambies nada. Está lindo así como está.”.  Yo fui mi propia pesadilla.

Si la pesadilla vuelve – así sea yo –  estaré listo. Espero amigo creador, tú también.

Lo más leído

Subir