Entrevistas

Wendy Vásquez: “No podemos valorar la cultura si no hemos crecido con ella” [ENTREVISTA]

Wendy Vasquéz tiene treinta y nueve años. Es una destacada actriz peruana. Estudió ballet de pequeña y posteriormente danza moderna, pasiones que aún mantiene en sosiego. El teatro no le ha sido ajeno y decidió estudiar Artes Escénicas en la Pontificia Universidad Católica. Ha dictado diversos talleres desde los 18 años, asimismo, a lo largo de su trayectoria actoral, ha participado en diversas obras de teatro, en TV y en películas. En el 2016 participó en el filme “Solos”, bajo la dirección de Joanna Lombardi, documental que nuevamente vuelve a proyectarse en el Centro Cultural PUCP.

ENTREVISTA Jean Carlo Alemán Alcalá

FOTOS Renzo Villacorta Mier y Teran

Wendy, ¿qué proyectos para este año?

Este año participaré en una obra que se llama “El Padre”, que se estrenará entre junio o julio en el Teatro La Plaza, lo dirige Juan Carlos Fisher. La historia es de un padre que tiene alzhéimer, mi papel es de la hija del padre. La historia es muy conmovedora desde la perspectiva del padre, pero ya hace hace algunos años he decidido hacer menos teatro, al menos una por año.

Además estás dictando un taller en el Teatro La Plaza.

Sí, es un taller de montaje teatral, es la segunda vez que lo dicto. Es para quienes ya han pasado por la experiencia de un taller de actuación y quieren experimentar el montaje teatral. Ahora, no necesariamente va dirigido para personas que deseen dedicarse por completo a la actuación, sino que esto va a ayudar a tener criterios para apreciar las obras de teatro a otro nivel, entonces no solo estamos formando espectadores, sino personas que van a disfrutar de la experiencia de hacer teatro y que van a apreciarla de otra manera.

Un dato curioso es que actuaste en “Metamorphosis” en el 2003, obra que inauguró el Teatro La Plaza

Sí, esa obra inauguró el teatro, el escenario tenía una piscina enorme y, es más, la huella de mis manos con la de los demás actores están en el cemento detrás del escenario.

¿Ya tienes tiempo dictando talleres?

Dicto talleres desde los 18 años, comencé a enseñar cultura universal, cuando aún no pensaba ser actriz y luego enseñé expresión corporal porque en verdad iba a ser bailarina, tenía una formación en danzas, antes de tenerla como actriz y después he enseñado actuación en la facultad de Artes Escénicas de la PUCP, hasta una semana antes de dar a luz a mi hija el año pasado. Espero volver pronto, por el momento estoy con el taller de montaje en el Teatro La Plaza.

Wendy Vasquez / Café Society©

¿Has pensado retomar la danza en paralelo con la actuación?

Todavía me encanta, yo empecé estudiando ballet desde niña, luego danza moderna, recuerdo haber hecho algunas obras de danza-teatro, justo conversando con Jorge Villanueva -director de teatro- hablábamos de hacer un proyecto, no solo trabajar un teatro de texto, sino volver a hacer algo de cuerpo, algo de movimiento. El teatro me fue atrapando poco a poco y el cine un montón, no solo como actriz sino para dirigir.

Estar detrás de cámaras en el cine

Me interesaría llevar una maestría en Dirección de Cine para comenzar a explorar por ahí. A mí me encanta actuar y yo creo que voy a seguir actuando toda mi vida. Entre el 2000 y el 2010 hice más teatro de lo que hago ahora, trabajo menos como actriz, porque así lo disfruto más, porque me he redescubierto con los años, siento que hago las cosas con más energía, con una manera de vivir el personaje más plena. De aquí a 10 años me veo como directora de cine.

La película “Solos” vuelve a ser proyectada, esta vez por el Centro Cultural PUCP

Sí, la película estuvo una semana en cartelera. “Solos” trata de tres jóvenes que hacen una película y les fue muy mal y deciden contratar a un chico argentino quién lleva películas a lugares recónditos, como pueblos de la selva. Todo ello fue inspirado en el grupo “Los Nómades”, es más, Joanna antes de hacer la película hace un viaje con ellos para explorar un poco la onda que hacen. La historia no tiene un guion escrito, tiene una escaleta, nosotros definimos el perfil de los personajes y las relaciones entre ellos, los textos son improvisados por los actores, pero buenísimo algo distinto a lo que había hecho antes en cine.

“No podemos valorar la cultura si no hemos crecido con ella o al menos estar rodeado de ella. Uno puede ver pinturas por ejemplo pero si no has vivido rodeada de ellas, no es igual. Pero cuando lo conozco, cuando valoro una pintura, cuando puedo apreciar una obra de teatro, cuando puedo encontrar la belleza en un cuerpo de danzas, te genera muchas buenas sensaciones, nuestros pensamientos cambian, nuestras emociones de ensanchan, podemos ser más empáticos, podemos valorar al otro de otra manera”.

Después de lo ocurrido por las salas de cine, ¿crees que las películas comerciales seguirán siendo el talón de Aquiles para las cintas peruanas?

Yo creo que lo que pasó con “Solos” fue la gotita que rebasó el vaso y bueno queda pendiente la revisión de la Ley de cine, pero son cosas que hay que trabajar. Lo bueno que se ha reestrenado, es una película de autor, no una película comercial, no esperábamos que sea un hit que capture un público masivo.

A pesar de ello es una película que ha sido ganadora del Concurso Nacional de Proyectos de Distribución de Largometraje del Ministerio de Cultura

Sí, “Solos” ha estado en muchos festivales, ha sido muy apreciado en otros lugares, de hecho la estrenamos en Rotterdam, luego se fue a Moscú y luego se ha movido por un montón de lugares.

Ahora con el ingreso de Salvador del Solar como ministro de Cultura, crees que el eje para el cine peruano cambie bastante a favor

El ingreso de Salvador del Solar es algo que todos hemos aplaudido y celebrado porque no solo es una persona que es del medio, que conoce claramente los mecanismos y las necesidades que tiene este sector, sino que es un hombre inteligente, preparado y confiamos en que pueda aportar mucho al teatro, cine, y a la difusión cultural en general.

Wendy Vasquez / Café Society©

Has participado mucho en películas bajo la dirección de Francisco Lombardi y ahora poco con su hija.

Le tengo un cariño enorme, somos buenos amigos, me gusta trabajar mucho con él, es una persona muy serena, te da mucha confianza, hemos hecho teatro y cine. Y el cariño no es solo con Pancho sino con Joanna, con toda la familia en general.

Como mamá, ¿qué opinas sobre la “ideología de género” para la educación de los niños?

Sobre el tema de la ideología de género, yo creo que el problema es la falta de amor en el fondo. El miedo a lo que no conozco. Yo no soy religiosa, pero sí me considero una persona muy espiritual y pretendo enseñarle esto a mi hija. Creo que la única manera de combatir la violencia, la desigualdad, es que nos unamos todos y ya estamos comenzando a hacerlo con la marcha de Ni una menos, como sociedad debemos ponernos fuerte y hacer campaña por todos los medios posibles para educar más y sembrar más amor en estas mentes tan temerosas.

En la relación con tu esposo, ¿es muy comprensivo? Refiréndonos a que tengas que besar a alguien o hacer una escena muy apasionada.

Para nada, él es hombre más relajado, más liberal.

¿Él es actor?

No, gracias a Dios (risas). No, él es sociólogo, antes de conocer a mi esposo había tenido relaciones que habían fracasado, sucumbidas por los celos y yo he optado por alejarme de esas personalidades. Entiendo que un poquito de celos sea normal, pero prohibirme y que me diga “yo no voy a soportar que le des un beso a tal persona”, no pues, o sea, soy actriz y es parte de mi carrera. Cuando conocí a mi esposo, estaba trabajando en una serie “La Lola”, fuimos a su casa, prendimos la tele y justo estaba dando “La Lola”, en una escena donde me doy un beso apasionado con Jean Piero Díaz, mi compañero de escena y yo dije aquí se viene el final de una relación, pero él muy relajado me dijo “¿se besan de verdad?” Yo le dije claro que no, todo de mentira, al final me dijo “se nota, deberían hacerlo mejor” (risas).

¿Qué disfrutas hacer más? ¿Hacer teatro o cine?

El teatro es mi fuente, es donde me he formado, tiene algo que no se le compara con nada, no podría dejar de hacer teatro. Claro, sí he decidido hacer menos teatro, antes hacía cuatro o cinco obras al año, ahora hago una, así lo he decidido y así me gusta más. De pronto podría estar un año sin hacer teatro pero hasta el momento no ha ocurrido.

¿Qué es teatro para Wendy Vásquez?

Vida.

¿Y cultura?

Es sinónimo de vivir mejor, una manera de apreciar la vida. No podemos valorar la cultura si no hemos crecido con ella o al menos estar rodeado de ella. Uno puede ver pinturas, sin embargo si no has vivido rodeada de ellas no es igual. Pero cuando lo conozco, cuando valoro una pintura, cuando puedo apreciar una obra de teatro, cuando puedo encontrar la belleza en un cuerpo de danzas, te generan muchas buenas sensaciones, nuestros pensamientos cambian, nuestras emociones de ensanchan, podemos ser más empáticos, podemos valorar al otro de otra manera.

Wendy Vasquez / Café Society©

DE TU INTERÉS

Diego Lombardi: “A Castañeda le interesa un pepino la cultura” [ENTREVISTA]

Giovanni Ciccia: “A quienes dicen #ConMisHijosNoTeMetas les digo que no se metan con los míos, que los dejen pensar libres” [ENTREVISTA]

Lo más leído

Subir